Suche

Social-Media-Navigation

área de navegación

Account-Navigation

Al contenido principal

BVB-FanWelt

Experiencia en negro y amarillo

  • foto
  • foto

Dos veces Reus en seis minutos

Un pitido. A alta frecuencia. Quien ingresa en la nueva sede de BVB FanWelt, siente el pulso de Borussia Dortmund. Directamente después del ingreso, uno se dirige en rumbo a la dirección en la cual últimamente los jugadores del Borussia siempre marchan: hacia arriba.

"¡Mira, mamá!"

Alisa le muestra a su sorprendida madre un botín de Roman Weidenfeller debajo de la nariz. Hecho de un material elástico que permite remates fuertes. Además este calzado, que también podría ser una obra maestra, garantiza precisión, flexibilidad y estabilidad. Así figura en el cartel informativo de la exhibición. Alisa no puede leer aún. Tiene cuatro años de edad, tan sólo cuatro. "Pero no te queda", dice su madre. Son palabras que aquí no se escuchan con frecuencia. Ya que en el mundo de maravillas en negro y amarillo, siempre hay algo que queda bien.

Los más pequeños pueden jugar en la piscina de balones de Emma, los mas grandecitos pueden jugar en el campo de juego pequeño.

Los mayores disfrutan un momento en el bar Chaqwa; una lounge que fusiona la cultura de los cafés clásicos con variedad de productos y diseño moderno.

Auch die Kleinsten hatten Spaß bei der Eröffnung
Auch die Kleinsten hatten Spaß bei der Eröffnung

Y los más jóvenes piensan durante largo tiempo, cuál podría ser el regalo adecuado para los más jovencitos.

Zona de alta frecuencia

foto

Para Jenny, la estación de flocaje es decisiva. "Una vez Reus", dice ella. Y le entrega la persona encargada del Fanshop, su camiseta de visitante de color negro. Luego le entrega la camiseta de su amigo André "¡Otra vez Reus!" y exactamente seis minutos más tarde tiene las dos camisetas en sus manos; pago hecho, flocaje realizado, deseo cumplido. Jenny está feliz. Así como muchos aquí, tan sólo el día de hoy. "Esto es trabajo en cadena, desde temprano hasta tarde", dice Kevin. Es uno de los encargados del flocaje, uno de ocho, que trabajan en paralelo. ¿Cuántas camisetas hoy? Deben de haber sido "más de mil". Kevin no tiene tiempo para contarlas. 

Tiempo tienen los demás. Tiempo y dinero.

Y nuevamente un pitido. En alta frecuencia. Nadie, definitivamente nadie abandona el mundo de maravilla en negro y amarillo sin bolsa(s) de compras en negro y amarillo. (nil)