Enrico Maaßen tiene varios títulos: profesor de fúbol licenciado. Terapeuta deportivo diplomado. Licenciado comercial en deporte y fitness. Todo eso figura en su tarjeta de presentación. Pero ante todo es nuestro nuevo técnico del segundo equipo, de 36 años de edad y también está "muy agradecido por la tarea con este gran club".

En pocos años has dado grandes pasos en tu carrera. Drochtersen, Rödinghausen, BVB. ¿En qué etapa de tu camino te encuentras?
Aún no lo se, no pienso mucho en ello. Siempre intento brindar mi mejor rendimiento. El trabajo me divierte mucho, me agrada estar en el campo de juego y trabajar con los jugadores. Esto es lo más importante para mi. Lo demás caerá por su propio peso.

¿Por qué pasa el entrenador del campeón de la Liga Regional Oeste al segundo equipo de un equipo de la Bundesliga?
Pues porque Borussia Dortmund es un gran club y muy, muy interesante. Aquí tengo la oportunidad de desarrollarme de forma completamente diferente hasta lo realizado hasta la fecha. En mi primera estación en Drochtersen se trató del éxito, de los resultados. En Rödinghausen se trató de lograr un desarrollo a nivel futbolístico, algo que logramos bien. Y ahora se trata de trabajar también con jugadores jóvenes, desarrollarles y tener éxito. Además aquí cuento con mucho conocimiento en este rubro, tanto entre los técnicos como los responsables.

¿Cómo defines tu tarea en esta posición tan importante entre los juveniles y el primer equipo, en la cuál intervienen muchas personas?
Lo más importante es no considerarse tan importante. Finalmente soy quien en general dirige todo y es el responsable. Pero tenemos un gran plantel, un equipo fantástico y muchas personas quienes ya contribuyeron al desarrollo de jugadores jóvenes. Ahora para mí se trata de continuar desarrollando a estos jugadores para que juegen un fútbol atractivo y exitoso. Quiero que se me identifique por ello y brindar lo mejor de mi.

En el segundo equipo se trata del éxito del equipo y el fomento individual. ¿Cómo es posible lograr esto?
Considero que ambos aspectos van de la mano. La falta de éxito puede ser importante para el desarrollo de jugadores individuales y para todos, pero también considero que los jugadores jóvenes se desarrollan con más rapidez y mejor, si juegan con éxito. Considero que para los jugadores jóveness es especialmente importante el desarrollar una mentalidad de éxito y anclarla en su personalidad. Por ello para mi es imporante mejorar individualmente a cada jugador, pero que todos sientan ese hambre de rendit al máximo. Es algo que intentaré.

foto

Es algo que logró en su última estación. Enrico Maaßen ambandonó el SV Rödinghausen con el título de campeón y siendo el temor en la Copa. Cuando llegó a este club, durante el verano del 2018, el panorama fue totalmente diferente. Como sucesor de Alfred Nijhuis, el jóven técnico asumió la cuarta peor defensa de la Liga. Su forma de trabajar: analizó, y estabilizó inicialmente, forzó el juego con posesión del balón e inmediatamente triunfó en la Copa de Westfalia. Al final de su primer año contó con un equipo totalmente renovado con una clara identidad de juego, pero también con éxito. Por la Copa DFB, Rödinghausen triunfó por 3-2, luego del alargue, contra el equipo de la segunda Liga, Dynamo Dresden y tuvo suerte en el sorteo: FC Bayern Múnich. La once de Maaßen, sólo perdió con un resultado ajustado de 1-2 contra el campeón récord y campeón récord por la Copa.

Y también durante su segunda temporada, el jóven técnico causó furor con su equipo en la Copa DFB. Su equipo sufrió una derrota contra el SC Paderborn, equipo de la Bundesliga, únicamente en los penaltis. En la Liga Regional Oeste, el equipo de Maaßen fue EL equipo para todos. Luego de la tercera mitad de temporada récord consecutiva se sumaron hasta el invierno 38 puntos. Hasta la suspensión de temporada debido a Corona, el SV Rödinghausen contó con una media de 2.4 puntos, en 27 partidos marcaron 66 goles y sólo sufrieron 19 goles en contra. El resultado es una muestra de un extraordinario buen rendimiento por parte del equipo.

Un rendimiento como este puede ser la base en Dortmund que se requiere para el desarrollo y el éxito. Por ello para Enrico Maaßen tuvo importancia explícita antes de los testeos y los primeros partidos amistosos, el reunirse y conocer a todos los jugadores y responsables. Ya que en el segundo equipo no sólo es nuevo el entrenador, sino también parte del equipo y del plantel asesor, según Maaßen. Se trata de formar una unidad de todos ellos y de llevar esta unidad al campo de juego.

El campo. Cuando mira el campo de juego sus ojos brillan. Para Enrico Maaßen el campo de juego determina el estilo de juego.

Enrico, no nos delates mucho: ¿Pero cómo juega un equipo que tú entrenas?
Muy variable, con mucho ataque. Esto es lo que les agrada a los muchachos, lo que nos agrada a todos, los que presenciamos un partido. Y no será posible jugar de igual manera semana tras semana. Deseo contar con el efecto sorpresa. El adversario no siempre debe de saber qué planeamos. Además la formación respectiva también depende de los jugadores con quienes podamos contar. Me oriento un poco en relación al adversario, pero sobretodo en base a mis propios jugadores. Así tenemos un plan de juego individual para cada partido. En principio para mi y para nosotros se trata de lograr muchas oportunidades y marcar muchos goles.

Acabas de hacer referencia al juego de ataque. Pero para ser sinceros tus equipos en años pasados tuvieron mucha estabilidad en la defensa. ¿Cómo funcionó esto?
Cuando eres nuevo een un equipo, es importante analizar dónde hubo problemas el año anterior. Es lo primero que debes estabilizar. El equilibrio llega con el tiempo. Cuando llegué a Rödinghausen, el equipo había sufrido 64 goles en contra y un año más tarde fuimos la mejor defensa de la Liga. Aquí la cosa es diferente, desde el inicio podemos trabajar en cuanto al todo. En principio me gusta dar una clara estructura para la defensa y basarse en ello. Hacia adelante permito variabilidad, y así logramos ser impredecibles.

foto

Enrico, seamos honestos: ¿te sientes comprometido con tus antecesores David Wagner, Daniel Farke y Jan Siewert?
Esta pregunta la escucho en cada entrevista. Ni siquiera hemos empezado. Actualmente no pienso en ello para nada. No es mi forma de ser. Pienso que será una tarea increiblemente interesante. Borussia Dortmund es un gran club. Es algo especial, algo nuevo y debo prepararme para ello. He llgado con mucho respecto y gran ilusión. Tengo un gran deseo de convertirnos en un gran equipo durante la preparación, considerando la calidad individual. Esto es muy importante para mi. Deseo que estemos preparados muy bien para el día clave; a nivel técnico, táctico y físico.

¿Es cierto lo que se lee de ti: en cuanto a tus modelos: Lucien Favre y Jürgen Klopp?
Esto es algo que dije en una entrevista hace mucho tiempo. En aquel entonces Lucien Favre era técnico en Mönchengladbach, y a forma de ver sus equipos siempre jugaron con inteligencia en la defensa. Estas claras estructuras y organización en su juego fueron impresionantes. El fútbol de fuerza de Jürgen Klopp fue en aquel entonces y hasta ahora todo un espectáculo.

Hablando de Jürgen Klopp: cuando el edificio del primer equipo se construyó, en una ocasión estuvo en el edificio actual del segundo equipo, miró y dijo: "Será bueno. En el futuro los muchachos estarán sentados aquí y tendrán su meta a la vista, viendo lo que desean lograr. A diario podrán presenciar que aún queda algo por hacer, para llegar allí". ¿Compartes este punto de vista?
Si Jürgen Klopp lo dijo, entonces debe de ser cierto. Creo que es bueno, cuando hay una historia. Aqui tenemos un área de entrenamiento extraordinaria para los juveniles y para nosotros y lógicamente la meta para cada uno, debe de ser el llegar allí. 

Enrico Maaßen ha dado el primer paso con el segundo equipo de Borussia Dortmund. "Fue una decisión conciente, así como concientemente di el paso de ir a Rödinghausen. En ambas situaciones hubo antes otras oportunidades", dice el hombre de 36 años de edad, quien tuvo el deseo de elegir desde cuándo y dónde trabajaría como técnico y considera este modelo de vida como viable para él y su familia.

Su esposa y su hijo de tres años de edad ha llegado con él a Dortmund. "En Rödinghausen también fue así y funcionó. El apoyo de la familia es grande y es para mi muy importante", dice Maaßen. Así como también lo es la cercanía al lugar de trabajo. "Así uno se identifica". A Maaßen no le hubiese agradado pasar a diario dos, tres horas en la autopista, más aún ya que el trabajo de técnico no culmina cuando abandonas el área de entrenamiento.

"Sería saludable, desconectarse en algun momento. El equilibrio sano entre trabajo y vida es importante y para ello es importante un buen tiempo con la familia. Soy un hombre de familia", dice Enrico Maaßen, pero también agrega: "como técnico es difícil, dejar todo completamente de lado. Soy una persona que vive al ciento por ciento".
Autor: Nils Hotze
Fotos: Alexandre Simoes

Información personal: técnico de campeones y el espanto de la Copa

Enrico Maaßen, 36, apodo "Enno", nació en Wismar, profesor de fútbol licenciado, terapeuta deportivo diplomado y licenciado comercial en deporte y fitness. 

Jugador de Hansa Rostock II, SC Verl y SV Drochtersen/Assel, donde culminó su carrera en el 2014 luego de dos rupturas del ligamento interno y cruzado en una rodilla.

Técnico en SV Drochtersen/Assel (2014-18), equipo al que asesoró para lograr el título de campeon en la Liga Regional Superior y Norte, llamando la atención en la Copa DFB contra Borussia Mönchengladbach (0-1 en agosto del 2016). Y con el SV Rödinghausen (2018-20), ocupando la primera posición en la Liga Regional Oeste durante la primera temporada que fuese suspendida debido a Corona y en la Copa DFB causó furor contra Dynamo Dresden, Bayern Múnich y Paderborn.

BVB-TV by 1&1: segundo equipo: reportaje de nuestro nuevo técnico, Enrico Maaßen