Delaila Amenga tuvo planes completamente diferentes para su 23er cumpleaños: la campeona mundial de balón mano que lleva puesta la camiseta de Borussia Dortmund, recibió ayer lunes el diagnóstico de ruptura del ligamento cruzado, lesión sufrida un día antes en el partido por la Champions League contra el Brest Bretagne.

La jugadora, que llegó al BVB al inicio de temporada del equipo adversario en la Liga, TuS Metzingen, será operada el jueves en Straubing y se espera una baja de seis meses por lo menos. "Esta lesión fue para nosotros un shock. Le deseamos a Delaila todo lo mejor y esperamos que retorne lo antes posible. Pero también le daremos el tiempo necesario que requiere este largo proceso de rehabilitación. Cabeza en alto Delaila. Pensamos en ti", dijo Andreas Heiermann, director del departamento.   (br)