Borussia Dortmund fue derrotado por 0-1 (0-1) el partido cumbre por la Bundesliga de fútbol contra el FC Bayern Múnich. En un encuentro intenso y de gran lucha, Joshua Kimmich marcó antes del descanso intermedio, el gol de la victoria para los visitantes. Durante la fase inicial del partido, Borussia pudo haberle dado otro giro al encuentro.

foto

Un gol de posición adelantada para el BVB, un balón que llegó al poste para los bávaros, salvadas de Boateng y Piszczek sobre la línea de portería cuando su respectivo portero ya había sido superado, un gol extraordinario que significó la victoria para los visitantes y una escena muy discutida de jugada de mano por parte de Boateng en el área de los bávaros: el duelo entre el segundo y el líder de la clasificación fue todo aquello que prometió. Y tuvo un final desafortunado pero no puede decirse que no fue justo.

Situación inicial: 
Segundo contra primero en la clasificación general, segundo contra primero en la clasificación de la ronda de vuelta. El mejor equipo en casa, contra el equipo visitante más fuerte. Borussia ganó cada uno de los cinco partidos jugados en casa por la Bundesliga y marcó 19-1 goles, los bávaros llegaron a la Strobelallee con una serie de seis victorias de visitante.

Jugadores: 
Borussia aún no contó con Dan-Axel Zagadou, Marco Reus ni con Nico Schulz. A los bávaros le faltaron Philippe Coutinho, Niklas Süle y Corentin Tolisso. 73 horas luego del 2-0 en el partido de visitante ante el VfL Wolfsburgo, el jefe técnico Lucien Favre, envió la misma once inicial al campo de juego.

Táctica:  
Borussia varió entre presión ofensiva y una formación en profundidad con un bloque defensivo de cinco, partiendo del sistema 3-4-3 varió con velocidad y jugó mayormente los ataques por el lado derecho. Los bávaros jugaron una combinación de 4-2-3-1 y 4-1-4-1, cuando Goretzka jugó en una línea más adelante. Al generar una jugada, Kimmich bajó para ubicarse entre los defensas centrales, mientras que los defensas laterales avanzaron.

Transcurso del partido & análisis:
Durante 15 minutos el BVB le causó grandes problemas a los bávaros. Luego de 30 segundos se presentó la gran oportunidad de marcar el liderazgo: tras un pase de Haaland hacia Hazard, Neuer salió de la portería, remató y el balón rebotó en Davies, Haaland fue el primero en percatarse de la situación, remató superando al portero de Bayern logrando que el balón pase por entre sus piernas, pero Boateng despejó sobre la línea. Poco después Brandt puso a prueba al portero de Bayern (min. 3).

Seguridad al generar jugadas, riesgo en el último tercio; al parecer esta fue la divisa de negro y amarillo, quienes con pases largos que llegaron detrás de la defensa siempre lograron llegar con peligro hacia adelante. Luego de diez minutos el balón ingresó a la portería de Bayern, pero Hazard, quien realizó la asistencia, estuvo en posición adelantada. El gol no fue reconocido.

foto

Hacia la mitad del primer mediotiempo aparecieron los bávaros. Bürki atajó ante Coman (min.24) así como ante Goretzka (min.40), y los ataques de los jugadores de Borussia no llegaron con tanta frecuencia durante esta fase del partido, que se jugó a gran velocidad, y el equipo con el balón hacia ambos lados del campo de juego fue perseguido sin piedad. La intención de jugar con el balón en lo posible con varios jugadores, costó energía. Durante la fase final del primer mediotiempo los jugadores de Borussia tuvieron poco control del partido y dos minutos antes del descanso intermedio, Kimmich marcó el 0-1 con una extraordinaria levantada del balón.

Con 7-6 remates a portería para Dortmund, 61% de duelos ganados y una participación de juego pareja (52% a favor de Bayern) se llegó a los vestuarios. Los jugadores ya habían recorrido más de 120 kilómetros de distancia (61,5 km Dortmund, 60,0 Múnich).

Favre hizo ingresar a Sancho y Can por Brandt y Delaney, quienes llegaron con frescura, pero debido a falta de entrenamiento no contaron con la fuerza total. Borussia atacó con anticipación, con fuerza en los duelos, pero los jugadores de Múnich también mantuvieron la alta intensidad de juego, atacando con dos o tres jugadores a quien tuviese el balón. Pero se ubicaron en profundidad a la espera de contraataques. Si bien el remate de Dahou a 17 metros de la portería, no causó problemas a Neuer (min. 49), se evidenció la intención de lograr un giro en el partido. Así como también, en cámara lenta en la pantalla, la acción de Boateng con el brazo en el área chica, cuando desvió el remate de Haalnd hacia el córner, que posiblemente hubiese ingresado por el lado inferior derecho (min. 58). Luego del silbido final se discutió intensamente por qué el VAR no llamó la atención del árbitro Stiele durante esta escena.

Amargo momento: en el minuto 72, Haaland abandonó el campo de juego lesionado (ingresó Reyna), diez minutos antes del final del partido, Favre varió a un bloque de cuatro (Götze ingresó en lugar del fuerte Piszczek), pero luego de ello sólo hubo dos oportunidades para marcar el empate: a Hazard le faltó poco para llegar a una jugada de Can (el gol no hubiese sido reconocido, debido a posición adelantada, min. 77) y Neuer llegó con una mano (min. 80) al remate de Dahoud a 16 metros de la portería, logrando desviarlo. Hacia el otro lado del campo de juego, Lewandowski llegó al palo (min. 83) con un remate que también fue desviado.

Perspectiva: 
Borussia se enfrenta el domingo de Pentecostés (18 horas) ante el SC Paderborn, Bayern recibe la noche previa a Fortuna Düsseldorf.
Boris Rupert

Equipos & goles