En cuatro ocasiones palo, una serie de oportunidades, sin embargo todo esto no fue suficiente al final: el segundo equipo de Borussia Dortmund pierde por 0-1 contra el Wuppertal SV.

Mike Tullberg, técnico jefe del segundo equipo y quien recientemente obtuvo la "licencia pro de la UEFA", a su regreso de Dinamarca puso casi la misma once del domingo pasado contra Lotte. Sólo el portero Eric Oelschlägel estuvo en la banca del partido por la Copa de la once del técnico Lucien Favre y no pudo asistir a este encuentro. El danés de 33 años de edad rindió la semana pasada un examen en su patria para obtener la licencia de profesor de fútbol.

"Uno que otro pensará que después del partido enloquecí en los vestuarios. Pero fue todo lo contrario. Fue el mejor partido que jugamos hasta la fecha. Tuvimos siete oportunidades extraordinarias. Finalmente no las supimos aprovechar, algo que también sucedió durante la preparación y en los dos primeros partidos en Essen y contra Lotte. Debemos aprender de ello", dijo Tullberg.

A diferencia de los dos partidos previos por la Liga Regional Oeste, el segundo equipo tuvo que jugar hoy sin apoyo de las tribunas en negro y amarillo. La asociación estableció el horario de juego, en paralelo al partido del primer equipo por la Copa. A pesar de ello llegaron al famoso "estadio del zoológico" 1.966 espectadores. Hubo al menos algunos aficionados de Borussia presentes, como por ejemplo Michael Skibbe, técnico de la sub19 del BVB, Otto Addo técnico de talentos y algunos jugadores de la sub19, así como el joven jugador Tobias Raschl, quienes cruzaron los dedos y presenciaron los sucesos.

¡Boyamba casi marca el liderazgo - palo!

Como de costumbre con el nuevo técnico Tullberg, los jugadores de Borussia atacaron con anticipación y casi no permitieron que los jugadores de Wuppertal generasen situaciones de juego. Pero con una superficie de juego profunda los jugadores de Borussia, tampoco pudieron jugar a gran velocidad. En el séptimo minuto de juego, Bünning realizó una jugada en el centro del campo, Boyamba controló el balón con el pecho y se impuso ante toda la defensa de Wuppertal. Pero su remate llegó al palo, durante esta acción no se percató que Tigges se hallaba solo. Este fue el inicio de una fase fuerte de Dortmund. Tan sólo pocos minutos más tarde, Führich se impuso por el lado izquierdo en dos ocasiones consecuencias por el lado izquierdo. En la primera falló ante un buen portero Pepic, en la siguiente el pase transversal fue controlado por el adversario.

En el minuto 14, también hubo una situación de peligro: el defensa del BVB, Julian Schwermann llegó a un balón con la cabeza, dirigiendo el balón hacia la propia portería - llegó muy cerca. Tan sólo dos minutos más tarde Taylan Dumann estuvo muy despierto hacia el otro lado y ubicó un tiro libre indirecto en la mitad del adversario hacia Joseph Boyamba, quien remató llegando por encima de la portería. Pocos minutos más tarde, llegó Duman, pero su acción individual fue bloqueada por la pierna de un defensa de Wuppertal.

¡Boyamba! ¡Nuevamente palo!

Cuando Boyamba se impuso por el lado derecho y jugó un lindo pase hacia el centro para Chris Führich, los jugadores de Borussia casi pudieron gritar con júbilo. ¡Pero nuevamente, palo!

Pero la cosa también estuvo candente en el área del BVB, sin embargo Hippe controló una falta en la formación y recuperó el balón de Marzullo, del Wuppertal. Luego de treinta minutos, los visitantes intentaron un remate a distancia pero Führich pudo desviar hacia un lado.

De la nada el HSV generó una muy buena oportunidad, por primera vez el balón fue combinado por dos estaciones con velocidad y de forma directa, hacia adelante. Primero el exjugador de Borussia, Ametov, no pudo aprovecha el centro, pero luego llegó al remate, pero no llegó a la portería de Jan Reckert. Fue un despertar para los jugadores de Wuppertal quienes hasta entonces no fueron peligrosos y de pronto jugaron con más valor. Con la siguiente acción generaron presión en la defensa del BVB: luego de una asistencia de Ametov, Lukas Knechtel marcó el liderazgo del WSV, algo más que afortunado a éstas alturas del partido.

BVB durante el segundo mediotiempo con diversas oportunidades

¡Durante el segundo mediotiempo nuevamente el aluminio en el camino: el tiro libre de Duman llegó al travesaño! ¡Tercer balón que llegó al aluminio! Luego de un córner Tigges no pudo marcar el empate: a diez metros de la portería remató enviando el balón por las nubes. A pesar de la intensa lluvia, no se redujeron los ataques, pero una y otra vez el balón fue controlado. Pero no hubo nada nuevo, sólo pocos esfuerzo del ataque fueron verdaderamente peligrosos. Hacia el otro lado del campo de juego, los jugadores de Wuppertal se lanzaron sobre el balón, su afición celebró con júbilo cada balón que pudo ser recuperado y cada duelo ganado. ¡Y luego, nuevamente el aluminio! Luego de un fino pase de Führich, Boyamba remató hacia la portería desde un ángulo difícil. Pero el balón llegó al travesaño.