Borussia Dortmund logró un empate de 1-1 (1-0) contra el AFC Sunderland en el primer partido amistoso durante el campo de entrenamiento en Bad Ragaz. El dominio del BVB era evidente, pero no logró suficiente acciones decisivas. Tan sólo un remate a distancia de Sahin llegó a la malla.

Desde Altach reportaje de Boris Rupert

foto
Marcel Schmelzer trug im Test gegen Sunderland die Kapitänsbinde.

Fue un buen partido amistoso contra un adversario que se ubica en profundidad, como puede suceder con frecuencia en la Liga. Sunderland actuó con una muralla de cinco, y siempre intentando bloquear espacios para posibles pases, actuando con nueve jugadores en el campo de juego en busca del balón. Borussia se esforzó en lograr llevar el juego a las zonas laterales, en las cuales los defensas laterales Passlack y Schmelzer siempre eran posibles estaciones de juego. Sin embargo la primera opción real se presentó tan solo luego de quince minutos de juego mediante Rode, quien pudo rematar debido a una falta de defensa, sin embargo el remate se desvió.

Pero finalmente se dio el caso en el minuto 17: Dembélé con un regate por el lado derecho del área, logró imponerse y realizó un pase central interno. Ramos no llegó con remate de cabeza, pero la defensa nuevamente no se impuso y el balón llegó a los piés de Sahin, quien remató a 18 metros de la portería marcando el 1-0.

Sin embargo, ésta fue la única actuación de éxito en un primer tiempo colmado de diversas actuaciones con una serie de pases contínuos. Borussia Dortmund dominó con claridad, pero Thomas Tuchel no estuvo totalmente satisfecho con el juego de su equipo. El entrenador dio en todo momento instrucciones.

Hacia inicios del segundo tiempo Tuchel hizo ingresar a los tres delanteros - Aubameyang avanzó a la punta, Ramos y Mor se ubicaron en posiciones laterales ofensivas. Primero hubo tumulto en el área de los jugadores del Borussia: Watmore había avanzado y había dejado a Weidenfeller detrás suyo, cuando de pronto el jugador inglés cayó al suelo. Pero el árbitro Ouschan decidió: ¡No es penal, a seguir jugando! Un balón de levante de Sahin hacia el otro lado de la cancha generó peligro de gol (58').

Los jugadores de Borussia intentaban brindar un buen partido para sus aficionados en Altach, en su mayoría autríacos y suizos, pero luego de cuatro intensas unidades de entrenamiento en las últimas 48 horas en Bad Ragaz, las piernas parecían estar cansadas, para lograr imponerse ante la defensa del equipo inglés, que finalizó en la posición diecisiete el año pasado en la Premier League.

25 minutos para Schürrle y Götze

Mientras el BVB preparaba el cambio de siete jugadores – Schürrle y Guerreiro dieron su debut, Götze celebró su regreso, además Piszczek y Weigl jugaron por primera vez luego de la Eurocopa - se marcó el empate luego de un tiro libre: Kone remató de cabeza hacia el palo largo logrando el 1-1 (66').

Luego de una pase de Schürrle, Mor, muy activo por su parte,  ya había superado al portero, pero un jugador logró salvar en la línea (78'). En este momento el juego adquirió un caracter que requería fuerza y Tuchel tuvo que frenar a sus muchachos: Burnic, defensa central, luego de recibir un pase (mejor dicho: una especie de liberación), recibió la órden clara de no marchar hacia adelante.

BVB: Bürki (46' Weidenfeller) – Passlack (67'  Piszczek), Sokratis (67' Burnic), Bartra (46' Merino), Schmelzer (67' Guerreiro) – Rode (46' Aubameyang), Sahin (67' Weigl)  – Dembélé (46' Mor), Kagawa (67' Götze), Castro (67' Schürrle) – Ramos (67' Pulisic)
Goles: 1-0 Sahin (17'), 1-1 Kone (66')
Espectadores: 5.238 en Altach (Austria)