Luego de 41 días, el sábado por la tarde el segundo equipo juega nuevamente por puntaje en la Liga Regional Oeste. La once del técnico Mike Tullberg recibe al Wuppertaler SV. Inicio en el estadio Rote Erde a las 14 horas.

"Ojalá podamos demostrar durante la ronda de vuelta el duro trabajo realizado en Portugal", resumió el jefe deportivo, Ingo Preuß, de forma concreta la preparación. Se trabajó mucho, se entrenó con intensidad y sobre todo se probó mucho a nivel táctico. El premio de todo ello podrá verse el sábado, cuando se inicio la misión "avanzar en la clasificación" (Preuß). Pues luego de 19 partidos, el segundo equipo de negro y amarillo se encuentra en la octava posición, y en el 2019 regaló algunos puntos. Aunque no sea posible llegar hasta lo más alto, se debe de lograr avanzar un poco en la clasificación.

El sábado se presenta la primera oportunidad de obtener tres puntos, contra Wuppertal, candidato al descenso. El equipo del técnico Pascal Bieler está ligeramente por encima del límite al descenso con 17 puntos. Además de los problemas a nivel deportivo, el club de tradición, una y otra vez debe de ocuparse de asuntos de personal. Por ejemplo durante el descanso de invierno, el director deportivo, Karsten Hutwelker fue suspendido de sus stareas. También el técnico anterior, Alexander Voigt abandonó el WSV poco antes del final del año, de tal forma que Pascal Bieler asumió la tarea por un tiempo limitado.

El BVB está motivado debido al balance positivo en partidos en casa contra el WSV. Desde marzo 2005, Wuppertal no logra una victoria en Dortmund. Durante la última derrota figuraron como técnico asistente David Solga y como técnico de porteros, Matthias Kleinsteiber.