Un día después de la victoria de 1-0 en casa contra Borussia Mönchengladbach se ha diagnosticado un esguince de la cápsula en la rodilla del portero del BVB, Roman Bürki. Pero no se elimina la opción de que el suizo pueda participar el miércoles en el partido contra Inter de Milán por la Champions League.

Luego de 71 minutos de juego en el partido contra Gladbach, Bürki tuvo que abandonar el campo de juego, luego de haber despejado con los puños poco antes. Marwin Hitz le reemplazó en la portería de los negro y amarillo durante los últimos 20 minutos del partido.

Pero aún es posible que el miércoles por la noche, cuando a las 21 horas el BVB se enfrente al Inter de Milán por la Champions League, puede ser que su participación sea posible. Junto con el departamento médico, Bürki trabaja para poder jugar en el partido del estadio Giuseppe-Meazza.