Luego de cuatro días de sol, el viernes hubo una capa de nubes sobre Bad Ragaz, bajas temperaturas y lluvia, fueron las consecuencias. "Es bueno que ya no haya tanto calor, así podremos rendir más", dijo Thorgan Hazard por la tarde. "Si llueve, también es mejor para el campo de juego. El balón se mueve más rápido".

Luego de la unidad de regeneración del día de ayer y de la tarde libre, los jugadores de Borussia estuvieron el vierness en dos ocasiones en el centro deportivo "Ri Au". "Entrenamos bien y con intensidad. Hoy no jugamos durante mucho tiempo, pero con mucha posesión del balón", dijo Hazard. "Durante el segundo entrenamiento la intensidad fue mayor y varios partidos cortos y un torneo. Cada equipo ganó un partido. Un empate es bueno para todos".

Hay un buen ambiente en el equipo, manifaestó Hazard, quien ahora forma parte de un trio belga en el BVB  con Axel Witssel y Thomas Meunier: "tenemos jugadores nuevos, buenos jugadores, pero también buenas personalidades". Los jóvenes talentos están bien integrados en el equipo.

El técnico Lucien Favre también ha planificado dos unidades para el sábado. El domingo se juega el partido amistoso contra Austria Viena. "Cada día un poco mejor", dice Hazard. "Es un buen campo de entrenamiento".
Christina Reinke