Con el objetivo de iniciar una nueva serie, el segundo equipo llegó el sábado por la tarde al duelo contra RW Oberhausen, el cuarto de la clasificación. Gracias a goles de Herbert Bockhorn y Evangelos Pavlidis, el BVB ganó por 2-1 contra visitantes indefensos. La victoria brinda mucho valor para las próximas tareas. El martes se juega el próximo partido.

foto

En relación al partido de la semana pasada jugado contra Aquisgrán, Jan Siewert, el entrenador del BVB realizó dos cambios en su once inicial. En lugar de Boadu y Pflücke, ingresaron Arweiler y Bah-Traore. Desde un inicio, ambos equipos intentaron que el juego se mantuviese lejos de su propia portería y en su mayoría actuaron con contraataques. Uno de éstos ataques fue frenado de forma indebida en el minuto 11. Luego de la falta cometida contra Sören Dieckmann, se presentó la primera gran oportunidad para el BVB. El tiro libre jugado por Massimo Ornatelli, jugado a 25 metros de distancia rebotó en el palo y de allí volvió al campo de juego. El segundo remate no fue peligroso. A continuación los jugadores de Borussia se establecieron en la mitad del campo del adversario e hicieron presión ante Oberhausen, causando rápidas y fáciles pérdidas del balón. Jonas Arweiler, llamó notablemente la atención en la fase inicial, quien ya luego de ingresar en Aquisgrán jugó un buen partido.

Luego de 25 minutos de juego, el BVB continuó siendo el mejor equipo, así como el más activo. A pesar de que hasta éste momento aún faltaban los remates a portería tan necesarios, el equipo de Jan Siewert se esforzó mucho más que el de Oberhausen. Además de las buenas intenciones generadas por los jugadores de Borussia, también se logró peligro a través de situaciones estándard de juego. Tanto las jugadas de Ornatelli (min. 31), así como de Arweiler (min. 35) fueron de gran peligro y causaron riesgo ante la portería de Robin Udegbe.

El BVB también generó peligro a través de situaciones estándard durante el segundo mediotiempo. Poco después de iniciado el mismo, llegó al palo un fuerte remate de cabeza de Chato, tras un tiro libre de Ornatelli. Udegbe, portero de RWO no hubiese tenido oportunidad alguna. Un minuto más tarde Herbert Bockhor lo hizo mejor aún. El lateral derecho se impuso por la banda, ante 2.000 espectadores superó a un defensa y metió el balón para marcar el merecido 1-0. Jan Siewert, entrenador del BVB no pudo controlarse y corrió hacia la bandera del córner para celebrar con todos. Imágenes magníficas en un Rote Erde con gran ambiente. Con respecto a su reacción, Siewert dijo: "Me alegré mucho por Herbert. Estoy muy contento de que hoy se haya premiado".

Evidentemente que los visitantes de Oberhausen sufrieron un shock. Ésto fue aprovechado de forma brutal por el equipo de dortmund y cinco minutos más tarde marcó el 2-0. El delantero Evangelos Pavlidis no le dió oportunidad alguna a Robin Udegbe en la portería de los visitantes, pues marcó mediante una chilena. ¡Verdaderamente un gol de ensueño! Media hora antes del final del encuentro, el BVB se puso en una extraordinaria situación, para también liderar luego de 90 minutos de juego.

En el minuto 69 los visitantes llegaron por primera vez durante el segundo mediotiempo ante la portería de los jugadores de Borussia. Luego de una supuesta falta, el árbitro Schütter otorgó un penalti, Maik Odenthal marcó el 1-2. Jan Siewert reaccionó ante el gol en contra e hizo ingresar a Philipp Hanke en lugar de Haymenn Bah Traore. Sören Dieckmann avanzó hacia el lado izquierdo de la defensa. En ésta fase Oberhausen jugó con mayor intensidad, logrando remantes con frecuencia. Pero Dominik Reimann, portero del BVB, se halló muy presente y reaccionó con calma y decisión. Los visitantes pusieron toda su energía hacia adelante, lo cual abrió espacios para la delantera del BVB. A pesar de todos sus esfuerzos, los de Oberhausen lograron poco durante el descuento, de tal forma que Borussia triunfó merecidamente por 2-1. Luego de dos recientes derrotas consecutivas fue el inicio perfecto para las próximas semanas de juego intenso.

Luego del partido, Siewert tuvo palabras de elogio para sus jugadores: "luchamos para hallarnos bien en el partido, luego del tiro libre de Ornatelli durante el primer mediotiempo, estuvimos del todo presentes. Los goles nos brindaron gran seguridad durante el segundo mediotiempo. Al final fue nuevamente emocionante, pero debido a la mayor cantidad de oportunidades merecimos la victoria".

El próximo martes, los muchachos de Siewert juegan el próximo partido a domicilio por la Liga contra Westfalia Rhynern, que actualmente ocupa el último lugar de la clasificacción en la Liga Regional Oeste.
Timo Lammert