August Lenz fue el primero. El 28 de abril de 1935 debutó el delantero en un partido del seleccionado contra Bélgica. Durante su debut, marcó dos goles. Luego de Lenz hubo hasta el día de hoy 54 jugadores del seleccionado alemán A de Borussia Dortmund.

foto
Das berühmteste Tor der Fußballgeschichte fiel 1966 im WM-Finale zwischen England und Deutschland. Zum Leidwesen von Hans Tilkowski.

Campeones mundiales y europeos vienen del Borsigplatz. Las anecdotas más emocionantes las pueden contar dos porteros: Heinrich „Heini“ Kwiatkowski y Hans Tilkowski tuvieron participaciones interesantes en torneos mundiales.

Hace 53 años, Tilkowski sufrió el gol más famoso en la historia del fútbol. Fue en el minuto 101 durante la final del mundial entre Inglaterra y Alemania.Geoffrey Hurst paró un centro en el área de los alemanes, remató el balón hacia la portería de Tilkowski, el balón rebotó en el travesaño y llegó al césped. El juez de línea, Tofik Bachramow le indicó al árbitro Gottfried Dienst, que el balón había ingresado completamente a la portería y con ello se determinó 3-2 para Inglaterra. A pesar de que la decisión llegó con tanta seguridad, se dudó de ello. Hasta el día de hoy el mundo del fútbol se pregunta si "fue o no fue un gol". Esta pregunta hizo de Hans Tilkowski uno de los futbolistas alemanes más solicitados, aún después de haber concluído sus actividades como futbolista.

foto
August Lenz

Así mismo otro portero de Borussia Dortmund también tiene un lugar fijo en los anales del mundial: Heinrich „Heini“ Kwiatkowski estuvo en la portería en lugar de Toni Turek durante la "goleada" que sufrió la selección alemana de 3-8 en 1954 en el estadio St. Jakob de Basilea contra Hungría - una derrota que luego sería celebrada como la mejor movida estratégica del entonces entrenador nacional, Sepp Herberger. El pobre Kwiatkowski sufrió un gol tras otro. Luego cuando "Kwiat" regresó a Dortmund proveniente de Suiza como campeón mundial, las agrupaciones estataless de nado tuvieron un regalo especial para él: le obsequiaron un vale para lecciones gratuitas de nado. 

Sammer: la cabeza del campeón europeo de 1996

foto
Europameister 1996: Matthias Sammer

38 de sus 51 partidos jugados por el Seleccionado A para el DFB, los jugó Matthias Sammer siendo un jugador de Dortmund. El técnico del seleccionado, Berti Vogst, le eligió como su "representante" durante el mundial en los EE.UU, en el campo de juego. Y luego de la derrota de 1-2 en cuartos de final contra Bulgaria, Vogts manifestó: "con Matthias esto no hubiese sucedido". Sammer no estuvo presente debido a una lesión sufrida en el Giants Stadio en New Jersey. Dos años más tarde resaltó su calidad y su valor incálculable para el seleccionado nacional. El jugador nacido en Dresden, lideró al equipo para la victoria por el Campeonato Europeo que se jugó en Inglaterra y ese mismo año fue elegido como "fútbolista del año" en Europa.

Para el triunfo en la isla, también contribuyeron otros jugadores de Dortmund: Andreas Möller  marcó el penalti decisivo en la semifinal contra Inglaterra, Steffen Freund sufrió una ruptura del ligamento cruzado con sus incansables participaciones, y Stefan Reuter cumplió por el lado derecho con un servicio fiable. El torneo culminó para Jürgen Kohler tan sólo luego de nueve minutos, durante eel primer partido contra la República Checa en Manchester sufrió una grave lesión a la rodilla.

Mill & Co.: campeones mundiales sin participación

foto
Das „Jahrhundert-Tor“ – Lothar Emmerich erzielte es 1966 im Spiel gegen Spanien aus spitzem Winkel.

Otros tres jugadores de Borussia, tuvieron menos suerte en grandes torneos. A pesar de figurar en la nómina, no jugaron ni un solo partido en el mundial. Uno de ellos, Wolfgang Paul. Como capitán del equipo del BVB, que ganó la Copa Europa de 1966, formó parte de la nómina de 22 jugadores, pero no jugó ningún partido para la selección durante su carrera. Frank Mill llevó en 17 ocasiones la camiseta del DFB, pero durante el mundial de 1990 sólo realizó el calentamiento. Lo mismo sucedió con Lars Ricken en el mundial del 2002, que le otorgó el título de subcampeón, o Kevin Großkreutz, Erik Durm y Roman Weidenfeller, quienes como miembros importantes del equipo se hicieron merecedores al título de campeón mundial durante el torneo del 2014 en Brasil, pero sin embargo no jugaron ni un solo minuto en el campo. A diferencia de Mats Hummels, quien dirigió la defensa durante la victoria del título mundial.

En diversas ocasiones, llamó la atención Alfred „Aki“ Schmidt. El técnico de lujo fue del agrado de Sepp Herberger. Debido a ello jugó a los 21 años de edad su primer partido con la selección. Durante el mundial de 1958 en Suecia formó parte de los titulares del DFB.

Pero si hablamos de jugadores del seleccionado provenientes de Dortmund, hay dos nombres que no se deben olvidar: Lothar Emmerich y Sigi Held. Lothar Emmerich, quien falleció muy joven, el "hombre con el pie izquierdo", será siempre recordado gracias al gol del siglo durante el mundial de 1966 en Inglaterra, cuando en Birmingham contra España, marcó un gol casi desde la línea lateral, gracias al cual el seleccionado alemán llegó a cuartos de final. A su lado en la delantera estuvo su "gemelo"Sigi Held, parco en palabras, pero - tanto en el mundial de 1966, como en 1970 en México - sus hechos hablaron por él. (br)