Casi 500 aficionados presenciaron la primera unidad de entrenamiento bajo la dirección de Lucien Favre con un cielo veraniego y ligeramente cubierto, luego de que el sábado y el domingo figurasen en el programa los controles médicos. La primera unidad duró casi 90 minutos bajo la dirección del suizo y el balón fue el centro de atención.

foto

20 minutos de "calentamiento" - y luego el balón se puso en movimiento para el BVB. Para ello el primer equipo se mudó al estadio juvenil en el distrito de Brackel, para que la afición pudiese contar con buena visibilidad desde las tribunas. Lo que presenciaron fue de su agrado: en diversas ocasiones hubo aplausos; también cuando se marcó "el primer gol" de la temporada, por Sergio Gómez durante el partido jugado al final del entrenamiento. Fue del agrado general que Sebastian Rode pudo completar toda la unidad de entrenamiento.

foto

Finalmente hubo autógrafos y fotografías con la afición - por primera vez también con los jugadores nuevos como Marwin Hitz, Eric Oelschlägel, Abdou Diallo y Marius Wolf. Amos Pieper y Dominik Wanner, del BVB B, también entrenarán esta semana con el primer equipo. (br/jpk)