El equipo femenino de balón mano de Borussia Dortmund celebraron su 16ª victoria en el 16º partido de temporada, aunque una victoria ajustada. En el partido cumbre contra el Thüringer HC cuarto de la clasificación logró la victoria de 27-25 (12-14), luego de un resultado negativo hasta el descanso intermedio.

Aquello que caracteriza al equipo en este temporada, fue lo que pudieron demostrar desde un inicio: el juego veloz tan temido en la Liga. Luego de un rápido liderazgo de 4-1 luego de seis minutos, se logró un 9-5 hasta la mitad del primer mediotiempo. Luego de ello el THC afrontó mejor el juego de las jugadoras de Borussia, marcó un gol tras otro y llegó al descanso con un liderazgo de 14-12.

Durante el segundo mediotiempo se desarrolló un partido veloz, que hizo que los espectadores en el recinto techado de Wellinghofen se pusieran de pie. Borussia Dortmund siempre pudo retornar al partido y marcó nuevamente el liderazgo en el minuto 35. El equipo del técnico André Fuhr no volvió a perder esta ventaja y se impuso con algo de fortuna ante 1.050 espectadores totalmente fascinados, entre los cuales también estuvo presente el presidente del BVB, Dr. Reinhard Rauball, pero definitivamente fue una victoria merecida de 27-25 goles. En un fuerte equipo destacaron dos campeonas mundiales holandesas, la portera Rinka Duijndam y la jefa de la defensa Kelly Dulfer, que fue la mejor marcadora del BVB con nueve goles.

A pesar de la victoria, a pesar de la condición de invicto: el campeón Bietigheim no tropieza, ganó claramente contra Leverkusen y se mantiene muy cerca del BVB, con sólo tres puntos de desventaja.

El sábado de la próxima semana (19.30 horas) se juega el siguiente partido cumbre, como visitante ante TuS Metzingen, tercero de la clasificación. El próximo adversario en casa el 7 de marzo (también a las 19.30 horas) es Neckarsulmer Sportunion.  (br)