El balón era el centro de atención en el segundo día de entrenamiento del equipo profesional del Borussia Dortmund. Los jugadores disfrutaron haciendo su trabajo a pleno sol.

En medio de los jugadores y con unas enormes ganas entrenaron Marco Reus y Nuri Sahin.