Luego de la victoria de 5-3 contra el FC Augsburgo, ante los micrófonos de Sky, todo giró en torno al nuevo jugador Erling Haaland, quien marcó tres goles durante su debut.

"Es muy tranquilo, pero muy ambicioso", dijo el capitán Marco Reus sobre su nuevo compañero de equipo: "Erling entrena increiblemente fuerte. Creo que el último que jugó su debut en Augsburgo fue Auba, y él también marcó tres goles. Si esto también se convierte en una historia de éxito, es algo que firmaría con gran placer. Erling nos ha dado una buena impresión inicial y hoy ha celebrado un súper debut".

Lucien Favre dijo: "Erling ha llegado bien, demostró de inmediato su fortaleza, con sus recorridos en profundidad. Se mueve bien entre las líneas y nos brinda otra posibilidad para jugar hacia adelante. También jugamos con Gio Reyna. Fue muy bueno. Fue un partido de locura. Debimos marcar el liderazgo durante el primer mediotiempo. Pero en lugar de liderar, perdimos el primer mediotiempo por 0-1. Variamos a un bloque de cuatro, porque el adversario lideraba y nuestro deseo era ganar. Tuvimos que jugar con mayor riesgo. Los hicimos bien. Luego jugamos hacia adelante. Sabemos que tenemos la habilidad de lograr algo allí".

¿Y qué dijo el mismo Erling Haaland? Siendo un jugador con tanta presencia en el campo de juego, sus respuestas luego del encuentro fueron de mucha timidez. Con el balón en los brazos, que se llevó a casa como un recuerdo, hizo referencia a un "buen debut" y dijo: "estoy contento". Quizá el próximo viernes pueda demostrar su habilidad durante más tiempo: él definitivamente está en forma, manifestó el delantero.
Christina Reinke

BVB-TV: la rueda de prensa con Lucien Favre y Martin Schmidt