1.400 espectadores le brindaron una cálida bienvenida a la estrella mundial Usain Bolt, el viernes durante el entrenamiento abierto al público que tuvo lugar en Brackel, así como también lo hicieron los jugadores del primer equipo un día antes. "Muchachos guay. Nos divertimos, reímos mucho y tomamos muchas fotos", declaró el velocista ocho veces campeón olímpico, sobre su contacto con Reus & Co. Y el entrenador Peter Stöger luego de dos unidades de entrenamiento confirmó con respecto al hombre más veloz del mundo: "es evidente que entiende el juego".

foto

Luego de la unidad del jueves, que intencionalmente no estuvo abierta al público, durante la cual el jamaicano de 31 años de edad, solicitó una evaluación seria por parte de los expertos del plantel de entrenadores de Borussia Dortmund, el viernes 1.400 espectadores que se ubicaron en las tribunas del estadio juvenil de Brackel, celebraron con aplausos cada jugada realizada. Y se celebró con júbilo el gol marcado de cabeza por éste hombre de 1,95m de estatura. "Ésto es algo que he practicado durante muchos años", dijo él más tarde, rodeado por una gran cantidad de representantes de los medios. 140 periodistas recibieron una acreditación. Hubo 25 equipos de cámaras y 30 fotógrafos. Australia fue el único continente que no estuvo representado. Y Bolt resaltó una y otra vez la seriedad de su inquietud, limpiando el sudor de su frente dijo: "Ha sido una buena experiencia para mi. Estuve aquí para aprender de los muchachos".

Se le vio súmamente concentrado durante éstas dos unidades de entrenamiento, de 60 minutos respectivamente. La diversión y las sonrisas permanecieron en los vestuarios, para recuperarlas mientras brindó un sin número de autógrafos y luego se presentó ante cámaras. "Deseaba dar lo mejor de mí, estar en constante movimiento, generar opciones para los muchachos, y estar listo para jugar". ¿Su posición favorita? "Me agrada jugar por las zonas laterales".

"Usain es un tipo increíblemente relajado", así resumió Peter Stöger los dos días y reslató con reconocimiento: "un deportista con su currículum: totalmente sobrio y sencillo. ¡Ha sido un honor poder trabajar con él y conocerle como persona!" A las pregunas con respecto a sus habilidades futbolísticas, el austríaco contestó: "Su sueño fue el poder entrenar con un equipo a un nivel muy alto. Ha sido una historia fantástica para todos los involucrados. Trabajó con agrado y demostró buenos enfoques. Considero que posee talento. Si quiere imponerse en los niveles más altos, aún hay trabajo por realizar, pues el aspecto físico de su deporte con relación al fútbol es algo completamente distinto".
Boris Rupert