Hoy en dos ocasiones el balón estará en movimiento en el Heinz Field en Pittsburgh. A partir de las 10.30 h, hora local (16.30 h CET) el entrenador Lucien Favre realizará con su equipo la última unidad de entrenamiento durante el viaje a los EE.UU. A partir de las 20.05 h (es decir las 2 de la madrugada del jueves, hora alemana) se iniciará el tercer y último partido con participación del BVB en la  International Champions Cup. El adversario es el subcampeón portugués, Benfica Lisboa.

Favre aún no ha decidido si Marco Reus, Lukasz Piszczek y Achraf Hakimi, quienes se integraron con "posterioridad al equipo", participarán (brevemente): "estamos hablando constantemente sobre ello, pero aún no estamos seguros, si tiene sentido que jueguen 20 ó 30 minutos. No deseamos correr riesgo alguno. Luego de tres semanas de descanso, tan sólo reiniciaron el entrenamiento el viernes pasado. Lo más importante es que nadie sufra lesiones".

El trío será reintegrado con cautela, así como también los demás participantes del mundial de fútbol como Delaney, Guerreiro, Kagawa, Bürki y Akanji, algunos de ellos entrenan en Dortmund desde ayer. "Tuvieron tres semanas de vacaciones", indicó Favre y anunció que luego del regreso del equipo de la gira por los EE.UU.: "veremos si es posible que dichos jugadores se integren directamente al entrenamiento o bien lo realicen parcialmente". Lo que se busca es : "tener cuidado para evitar lesiones".

En la noche, el equipo volará hacia Alemania y debe de aterrizar en Düsseldorf iniciando la tarde del jueves. (br)