Borussia Dortmund le brindó a los 66.099 espectadores que ocuparon hasta la última plaza en el Signal Iduna Park una fantástica noche de fútbol al inicio de la UEFA Champions League e impresionó a toda Europa con un extraordinario rendimiento. Los jugadores podrían sentirse como ganadores - pero sin embargo lamentan el haber perdido dos puntos.

"Este BVB está al nivel de los mejores clubes en Europa" manifestó Ruhr Nachrichten ante sus lectores durante el desayuno. Asímismo la prensa internacional está llena de elogios y reduce el partido de ayer al duelo entre Marc-André ter Stegen por un lado y un equipo de Dortmund con gran juego, por el otro. AS formuló: "Barca juega un empate casi por un milagro. El portero salvó de gran forma un punto para Barça, con el cual el equipo debe de estar más que satisfecho, pues el equipo de Valverde perdió sangre y sudor durante su debut europeo". El Pais constató: "Ter Stegen mantiene a flote a su desdibujado equipo ante un extraordinario rival". Y El Mundo destacó la importancia del portero: "Salvó al Barcelona de una segura derrota en Dortmund".

Pero las palabras cálidas no brindan puntaje. El extraordinario Mats Hummels - sobre quien Mundo Deportivo dijo: "Hummels subrayó, que aún es capaz de rendir a nivel mundial" - luego del 0-0 durante el cual no se aprovecharon una infinidad de oportunidades de gol, hizo referencia a dos puntos perdidos: "con ello hubiésemos obtenido un extraordinario punto de partida en este grupo tan fuerte". Al menos Inter de Milán no se disparó, pues sólo logró un 1-1, con un gol marcado durante el desscuento ante un sorpresivamente fuerte Slavia Praga.

"Sentimientos encontrados" luego del 0-0

"Estuvimos más cerca de la victoria durante el segundo mediotiempo. Por ello los sentimientos están encontrados", dijo Sebastian Kehl, y Marco Reus, quien falló un penalti (que en caso de aplicarse consecuentemente el reglamento por un árbitro que actuó con tanta consecuencia, debió ser repetido) y en otras dos ocasiones falló ante el portero, no por haber rematado mal o desviado, sino porque ter Stegen atajó de forma sobresaliente, lamentó: "Hubiese sido un inicio ideal. Ahora todo es posible". El adversario de Reus de anoche y su excompañero durante su época en Gladbach comentó: "Considero que hizo un excelente partido y nos hizo sufrir en los espacios".

A pesar de que faltaron los goles y sobretodo Reus se lamentó de ello: fue un gran partido por parte de todo un equipo. Nadie llamó la atención de forma negativa y todos lo hicieron de forma positiva. "Finalmente fue un 0-0, pero uno positivo", manifestó Lucien Favre.
Boris Rupert