Quien apuesta por Borussia Dortmund al inicio del año, nunca pierde. Desde el 2004 y por undécima ocasión, el BVB ganó su partido inicial, también hubo cinco empates. Y que los partidos contra Augsburgo tengan evoluciones curiosas, con victorias luego de rezagos y tripletes marcados por jugadores que ingresan durante el partido, es algo que no sólo se presentó ayer por primera vez.

Luego del espectáculo de 5-3 en Augsburgo en las gradas que llevan del campo de juego a los vestuarios, se sintió el gran alivio de los jugadores de Borussia. Hubo bromas, risas, júbilo y afecto, pero también se discutió. Este partido no encajó en ninguna norma. La actuación de Borussia Dortmund: por fases caracterizada por faltas y actitud superflua, luego grandiosa. Al final: feliz.

Erling Haaland se llevó el balón del partido. El noruego no pudo imaginarse un mejor debut en la Bundesliga de fútbol, quien en lugar de hablar mucho ("Fue un buen debut. ¡Estoy contento!"), brindó hechos, que no pueden soñarse, que no pueden desearse de esta manera. Antes que él, sólo marcaron tres goles durante su primer partido, Pierre-Emerick Aubameyang (en aquel entonces también en Augsburgo y con el número 17 en la camiseta) así como también otros seis jugadores de la Bundesliga.

Con el noruego, también se dio el giro del partido, el cual Augsburgo había iniciado con presión anticipada y gran distancia recorrida por parte de los jugadores, quienes jugaron a su límite; partido que Borussia pudo haber liderado con rapidez por 2-0, pero luego de 19 segundos durante el segundo mediotiempo el resultado fue de 0-2, pues el trabajo de la defensa fue la causa de preocupación para el técnico: "no quiero hablar sobre ello. Es necesario un análisis. No siempre podemos marcar cinco goles", dijo. Pero debido al resultado final, agregó con una sonrisa: "fue un partido de locura".

Cuando seis minutos después del gol marcado por Julian Brandt en el minuto de juego 49, Augsburgo logró marcar el 3-1 y establecer nuevamente una ventaja de dos goles, ciertos equipos se hubiesen derrumbado, pero este equipo de Dortmund demostró el potencial con el cual cuenta en la delantera: luego del ingreso de Haaland al partido, el balance de remates a portería fue de 9-1 a favor de Borussia. Erling Haaland (3) y Jadon Sancho aprovecharon cuatro de estos nueve remates para lograr la victoria más espectacular de Dortmund de esta temporada de Bundesliga. "Me saco el sombrero", aplaudió Favre, "marcar cinco goles y luego de un rezago así, demuestra que el equipo está presente. ¡Con ello si estoy satisfecho!"

Los negro y amarillo ya han marcado 46 goles, dos y medio por partido. Sólo Leipzig tiene un mejor resultado (y posiblemente Bayern, si logran marcar hoy en Berlín). Pero por otro lado figuran 27 goles en contra. Entre los primeros nueve equipos de la clasificación actual, sólo el equipo de Hoffenheim fue derrotado con más frecuencia. No es difícil saber, cuáles serán los puntos más importantes del trabajo durante la próxima semana de entrenamiento, para que la ronda de vuelta tenga el recorrido positivo que se anhela. El próximo viernes se continúa con el partido en casa contra el 1.FC Colonia. Luego de ello llega al Signal Iduna Park, Union Berlín.
Boris Rupert