Desde el sábado al mediodía el balón se puso en movimiento en el campo de entrenamiento en Hohenbuschei. A las 10.30 horas en punto, Enrico Maaßen dirigió su primera unidad como técnico del BVB B. También el técnico asistente Pascal Bieler y el técnico atlético Benjamin Schüßler son nuevos en Borussia Dortmund, equipo de la Liga Regional. A ellos se suman doce jugadores nuevos.

Además de los nuevos jugadores ya conocidos, hoy también se presentaron el portero Krystian Wozniak, el defensa Henri Weigelt y el estratega del centro del campo Philipp Harlaß. Mientras Wozniak, llega al equipo de Borussia, proveniente de Poznan en Polonia, con estaciones en Eintracht Braunschweig, RW Oberhausen y Schalke 04, Weigelt llega sin monto de transferencia del AZ Alkmaar. Luego de un año convincente con Arminia Bielefeld pasó a jugar para el equipo de la primera liga holandesa, pero tuvo que afrontar diversas lesiones y debido a ello jugó frecuentemente para el segundo equipo. "Esperamos que su carrera gane nueva energía con nosotros y que brinde estabilidad a nuestra defensa", dijo Ingo Preuß, jefe deportivo del BVB B. Philipp Harlaß llega, proveniente del segundo equipo del 1. FC Nuremberg y de acuerdo al técnico Maaßen cuenta con "mucha fuerza en el juego, es ágil, peligroso frente a la portería y flexible en sus posiciones de juego". Maaßen se alegra mucho de este nuevo juegador: "es muy activo, un muchacho muy interesante con buena mentalidad. Nos alegramos mucho de tenerle".

"Deseo que nos presentemos como un equipo"

Luego de unas breves palabras de Ingo Preuß, Maaßen y su plantel asumieron la dirección del entrenamiento. Dejó claro lo que espera de su equipo en la próxima temporada: "deseo que nos presentemos como un equipo. Que los suplentes también se alegren tanto de un gol, como los muchachos en el campo de juego". Esta unidad fue una característica de sus equipos anteriores y Maaßen también desea que los jóvenes de Borussia se conviertan en una unidad cómplice.

Se inició con un calentamiento y una breve unidad atlética, luego el balón fue el centro de atención. Tras ejercicios de combinaciones con diversas variaciones relacionads a recorridos, luego de casi 60 minutos se trabajó con verdadera intensidad. Dos formas de juego con oportunidades neutrales de jugada y porterías pequeñas de 1 metro fueron el cierre de la primera unidad que duró 90 minutos. El próximo entrenamiento se realizará el domingo, la próxima semana se realizará el ya tradicional diagnóstico de rendimiento.

Foto (de izq. a der.): técnico asistente Pascal Bieler, técnico Enrico Maaßen y técnico atlético Benjamin Schüssler