El primer día del master de tradición en el recinto techado de Berlín, Max-Schmeling, el equipo de tradición del BVB pareció ser un favorito luego de las victorias contra Schalke (3-1, goles de Owomoyela, da Silva y Federico) y Dinamo Tiflis (3-2, goles de Federico (2) y Gambino). Al final sólo se ocupó la cuarta posición. 

Durante el segundo día luego de las derrotas contra Leverkusen (2-7, goles de Driller y da Silva) y en la semifinal contra Hertha BSC (0-3), sólo quedó la opción de nueve metros, por el tercer puesto. Durante los cuales marcaron Driller y da Silva (en dos ocasiones cada uno). Pero lamentablemente esto no fue suficiente durante el 4-5 contra Werder Bremen. Así se obtuvo la cuarta posición. El equipo del jefe del mismo, Günter Kutowski, se vio debilitado a nivel de personal debido a la temprana baja de David Odonkor (tuvo que viajar el segundo día) y Patrick Owomoyela, quien sufrió una lesión muscular contra Tiflis.