El inicio de los partidos oficiales de la temporada 2020/21 marchó bien para Borussia Dortmund con una victoria contra el MSV Duisburgo por la Copa DFB. El sábaddo (18.30 horas) contra Borussia Mönchengladbach se trata de empezar con éxito también en la temporada por la Bundesliga.

Por primera vez, desde febrero, el BVB podrá contar con el apoyo de la aficion en el SIGNAL IDUNA PARK: 10.000 espectadores podrán ingresar al estadio según el acuerdo con la ciudad de Dortmund. "Todos se alegrán de contar nuevamente con espectadores en el estadio. Fue un tiempo largo", dice el técnico Lucien Favre dos días antes del partido. El director deportivo, Michael Zorc hizo mención a los dos partidos amistosos durante el campo de entrenamiento, en los cuales hubo 1.250 espectadores en el estadio respectivamente: "fue algo completamente diferente a jugar sin espectadores. Hubo más ambiente y energía en el estadio".

Esta energía también será de ayuda el sábado contra Mönchengladbach. Zorc elogió nuevamente la actuación en Duisburgo ("Desde el minuto inicial dejamos claro que siendo el equipo favorito nuestro deseo fue ganar el partido"), pero manifestó que Gladbach tiene otra calidad: "contra un adversario así necesitamos un rendimiento de primera, para ganar el partido el sábado por la tarde. Pero es algo que siempre deseamos lograr en casa". Favre recordó la temporada pasada, durante la cual el equipo de Gladbach culminó en la cuarta posición, logrando la clasificación para la UEFA Champions League: "jugaron de forma extraordinaria. Son muy peligrosos". En la temporada actual el equipo inició con una victoria de 8-0 que no peligró en ningún momento, por la Copa DFB contra el equipo de la Liga Regional, FC Oberneuland.

Las estadísticas de los duelos de las Borussia favorecen a negro y amarillo: de los últimos diez encuentros, el BVB ganó todos, entre los cuales tres de ellos se jugaron la temporada pasada (dos ocasiones por la Bundesliga, una por la Copa). "Gladbach es un muy buen equipo, y es difícil ganar contra ellos. Queremos ganar, debemos ganar para un buen inicio", dijo Thorgan Hazard, exjugaor de Gladbach.

Favre no especificó si Raphael Guerreiro y Roman Bürki, ambos recientemente lesionados y que debido a ello no jugaron contra Duisburgo, figurarán en la nómina del sábado. Favre tampoco manifestó certeza con respecto a la presencia de Marco Reus en la once inicial, luego de su ingreso durante el partido por la Copa, tras siete meses de baja debido a una lesión: "estamos muy contentos de que esté de regreso. Ha trabajado muy bien y duro, pero debemos tener cautela".
Christina Reinke

BVB-TV by 1&1: rueda de prensa antes de Borussia Mönchengladbach