"Siempre estamos entre los tres primeros, es lo que nos motiva", dice Willi Droste encargado del mantenimiento del campo de juego de Borussia Dortmund, con respecto a la ambición de estar a cargo de uno de los mejores campos de juego de la Bundesliga. En la temporada pasada se obtuvo el primer lugar: luego de ocupar el segundo lugar el año previo, la semana pasada el BVB recibió nuevamente el premio "Pitch of the Year" por el mejor césped de la Bundesliga.

Quien actualmente se encuentra en el SIGNAL IDUNA PARK, no estará nada convencido de ello: pues ese lindo césped verde ya no existe. Desde el 2015 en Dortmund se emplea un césped híbrido con 16% de material plástico, que durante el descanso de verano es renovado en su mayoría.

Dos días después del último partido de temporada contra el TSG Hoffenheim ingresaron las máquinas y retiraron el césped. "No hablamos de un cambio, ya no es posible", explica Droste. "Tuvimos que fresar el césped. Es algo importante con el césped híbrido, para poder retirar las álgas y el césped que queda. Se puede decir que el fresado es como en la construcción de calles, cuando se hace el fresado de alquitrán". Sólo quedan al final los tallos de plástico, que pueden ser empleados nuevamente. Luego de ello se llenó el campo de juego con arena, se sembró, se cubrió con una lona y se mantuvo húmedo, con la esperanza de que las semillas germinacen. "Si el césped se enferma, no puedo hacer nada. No puedo trabajar con luz UV, pues no la reciste", dijo Droste.

Pero luego de una semana aparecieron las primeras puntas, luego de diez días se retira la lona. Luego de otra fase más de crecimiento, se corta el césped por primera vez, Droste y su equipo trabajan con mucho cuidado: en lugar de los 2.7 cm usuales, el césped fresco se corta por lo menos en una longitud de 5cm y este trabajo se realiza con cortadores manuales, como los que también se emplean en un jardín privado.

Debido a la pausa causada por la pandemia de Corona, no se pudieron realizar las labores en mayo durante la temporada actual y se tuvo que iniciar el proceso a fines de junio. "Todo el ritmo estuvo alterado", aclaró el encargado del campo de juego. Cuando se supo que a patir de marzo no se jugaría, prácticamente "permitió que el césped descansara. Pues normalmente cortamos el césped a diario o cada dos días". Para el reinicio de la Bundesliga, el campo de juego nuevamente estuvo en forma.
Christina Reinke

BVB-TV: entrevista con Willi Droste