Hay numerosos talentos en los equipos de cantera de Borussia Dortmund. Para poder brindarles la mejor asesoría posible, desde inicios de esta temporada, Otto Addo es técnico en el punto de encuentro de la cantera y los profesionales del BVB. El exdelantero del BVB (1999 hasta 2005) de 45 años de edad, debe guiar a los mejores talentos para llevarles a los equipos profesionales, está a cargo de la asesoría y del entrenamiento adicional de estos jugadores.

Addo se ocupa de los jugadores extraordinarios de la sub17, sub19 y del segundo equipo, pero también de los jugadores jóvenes de la nómina profesional, que tienen poca experiencia o quizá ninguna experiencia en la Bundesliga. Es un ámbito de trabajo definido por el propio exjugador profesional: "tuve la idea de ello, cuando fui técnico de la sub19 para el HSV". Durante su estación para el FC Nordsjaelland en Dinamarca, la idea se concretizó, para ayudar de forma individual a jugadores quienes desean rendir uno o dos por ciento más, para lograr el despegue. Addo redactó un concepto de trabajo y fue el primero en ocupar la nueva posición de técnico de talentos para Borussia Mönchengladbach, antes de pasar a negro y amarillo. Hasta ahora ya son varios los clubes que han establecido esta posición.

Actualmente el trabajo del técnico de talentos se basa en tres pilares: Addo no sólo observa las unidades de entrenamiento, sino también los partidos de los equipos sub. Si no puede estar presente, se resumen las escenas de mayor importancia y las analiza. Además antes de ir a la escuela se realizan una o dos veces por semana, unidades de entrenamiento específicas para la posición. Durante ello, los jugadores de talento deben resolver situaciones similares a las de un partido, lo cual les prepara para sus posiciones específicas. Pero Addo también se reune fuera del campo de entrenamiento con los jugadores, para conocerles mejor. Dependiendo de la situación visita a los jugadores cada mes o cada dos meses. Si alguien estuvo lesionado, puede que requiera una asesoría más intensa.

Los técnicos deciden luego de la preparación, quienes son los tres o cuatro jugadores por equipo que se hacen acreedores al acenso o reciben un fomento especial. "Pero esto no es algo fijo, se maneja de forma flexible", explicó el técnico, pues los jugadores que forman parte del grupo de talentos puede variar durante el transcurso de una temporada.

"Mi trabajo es el de lograr brindar las mejores condiciones posibles. Hay ciertos jugadores que deben ser frenados, algunos necesitan más valor. Los jugadores son distintos e intento adaptarme a ello", nos explica el técnico. "La calidad de los jugadores aquí es algo mayor a la de otros clubes. Pero también es más difícil formar parte del primer equipo". Por ello Addo también debe preparar a sus jugadores a sufrir decepciones: "uno debe ser realista. Las oportunidades de ser jugador profesional no son muchas. Para nosotros es importante que los muchachos culminen la escuela. Para ello reciben mucho apoyo por parte de los profesores".

El objetivo más importante de acuerdo a Addo es "desarrollar jugadores, que intenten lograr lo mejor basándose en motivación propia. Quien lo hace de forma adecuada, no requiere de más". Desea que los jugadores mismos trabajen con respecto a sus debilidades. "Si aprenden a reconocer situaciones específicas y trabajar de forma activa en cuanto a ello, ya habrán dado un gran paso hacia adelante".
Christina Reinke