El sábado pasado al mediodía inició el segundo equipo de Borussia, con 17 jugadores de campo y el portero Lucien Hawryluk su campo de entrenamiento de invierno 2020 en Beja, Portugal. A casi dos horas en automóvil al suroeste de Lisboa está esta pequeña ciudad, en la cual el equipo del técnico Mike Tullberg se prepara con intensidad para los partidos de la ronda de vuelta.

Luego de la llegada temprano por la tarde, los jugadores del BVB se dirigieron al campo de entrenamiento ubicado a sólo cinco minutos del hotel, donde trotaron algunas rondas. Al mismo tiempo el alcalde de la ciudad sorprendió a la delegación del BVB en el hotel y le dio una cálida bienvenida a Borussia Dortmund.

El domingo por la mañana el técnico Tullberg saludó a sus muchachos en el campo de entrenamiento y con un sol brillante inició la primera verdadera unidad. En el programa figuraron además de situaciones estándard, las clásicas situaciones de uno a uno, así como discusiones tácticas. Además el jefe técnico brindó un breve resumen de los planes de los próximos días: "ahora trabajamos con un bloque de tres; ya durante el amistoso contra Uerdingen jugamos así y trabajaremos con mucha concentración los próximos días en ello. Aunque somos un equipo B, en el cual la nómina varía de acuerdo a bajas en el primer equipo o pases al primer equipo, queremos ser lo más flexibles posible". Tullberg agregó: "continuamos trabajando en nuestro estado físico. También con el estilo y la forma en la cual queremos jugar al fútbol, queremos ser capaces de correr más y hacer más piques. Debemos mejorar claramente nuestros valores de recorrido".

Cinco jugadores sub19 a bordo

Este año forman parte del campo de entrenamiento del BVB B, cinco jugadores sub19, como son Ramzi Ferjani, Reda Khadra, Alaa Bakir, Luca Unbehaun e Immanuel Pherai. "El trabajo conjunto entre nosotros y los juveniles es de primera, desde ya hace algunos meses atrás que integramos a los mayores de la sub19 en el entrenamiento. Así cada jugador puede presentarse e integrarse. Nos alegramos de contar ahora con cinco juveniles en Portugal. Se han integrado muy bien, los otros muchachos les aceptan. Es importante el constante intercambio no sólo con el equipo de Bundesliga, sino también con la sub19 de Michael Skibbe", dijo Tullberg, jefe técnico.

"Fue una experiencia extraordinaria"

Luego de casi seis horas de viaje en autobús, llegaron a Beja siete jugadores, quienes antes entrenaron en Marbella bajo la dirección de Lucien Favre, con el primer equipo. Por primera vez también estuvo entre ellos Chris Führich, quien en esta temporada regresó al BVB proveniente del segundo equipo del 1.FC Colonia. "Fue una experiencia extraordinaria, he podido aprender mucho. Tengo ganas de más", dijo Führich manifestando su facinación. El joven centrocampista estuvo impresionado sobretodo de una cosa en Marbella: "la velocidad de acción, los juegos rápidos; es algo que a nivel mental es muy agotador. Lo que sucede en el campo es claramente más intenso y rápido, casí no se puede comparar".

Con respecto a la pregunta si luego de estas impresiones, le costase incorporarse a la vida cotidiana de la Liga Regional, dijo rápidamente: "no, de ninguna manera. Lógicamente que dos semanas de campo de entrenamiento consecutivas es verdaderamente duro, pero quiero rendir, demostrar lo que aprendí en Marbella, reafirmarlo aquí, rendir al máximo y quizá obtener otra oportunidad".