Luego de tres fines de semana libres, el líder de la clasificación reinicia sus actividades en la Liga. Y va con un buen presagio hacia Leipzig: desde el 2004, Borussia Dortmund no pierde el primer partido de un año nuevo: ocho victorias y seis empates, es el resumen de éstos 14 años - situaciones con las cuales se podría estar bastante satisfecho el sábado por la noche, luego de silbido final.

La situación en vestuario del entrenador está relajada. "Me alegro de que reiniciemos. Faltaron siete, ocho días de descanso", así describe Lucien Favre la situación actual. Michael Zorc agrega: "el equipo está con ansias de iniciar la ronda de vuelta, y esperamos que en cuanto al rendimiento, podamos empalmar tal y como culminamos en diciembre. Lo más importante para ello será retornar al modo de competición. Debemos de continuar como en la ronda de ida, continuar con el mismo planteamiento".

El sábado en Leipzig, el equipo de Favre se enfrenta "a un muy buen equipo". Advierte con respecto a las jugadas largas hacia la punta, así como a las combinaciones rápidas luego de que el adversario recupera el balón. En éste caso se requiere de mucha atención.

Salvo Manuel Akanji y Dan-Axel Zagadou, todos los jugadores estarán disponibles. Abdou Diallo "entrenó con el equipo a partir de la mitad del campo de entrenamiento y desde entonces participó en todo. Seguramente formará parte de la nómina", anunció Favre, y asímismo Paco Alcácer también está nuevamente en forma, tras haber superado la lesión sufrida al muslo: "si bien no ha jugado ningún partido durante 90 minutos, seguro que también formará parte del equipo".(br)

BVB-TV: toda la rueda de prensa con Lucien Favre y Michael Zorc