Hans-Joachim Watzke, Lucien Favre, Marco Reus, Paco Alcácer, Roman Bürki y Thomas Delaney – seis del Borussia y sus declaraciones sobre la victoria de 2-1 contra el SV Werder Bremen.

Hans-Joachim Watzke: "la semana pasada ha sido sumamente agradable: ganador del derbi, líder del grupo en la Champions League - y hoy una victoria. Y cabe reconocer que Werder lo hizo muy bien. No jugamos nuestras oportunidades hasta el final. Por momentos, hacia el fondo del campo jugamos con poca concentración y hacia adelante tuvimos que definir en último momento. Pero, ésto es realmente quejarse a muy alto nivel. En el verano hicimos un cambio radical, nos costó llegar al partido y poco a poco incrementamos nuestro rendimiento. La ventaja a la punta de la clasificación no nos engaña, pero tampoco es confortable. El momento difícil llegará. Debemos de manejar la situación. De nada sirve empezar con cálculos. La afición puede soñar. Ésta euforia es energía para el club y el equipo. Lo importante para nosotros es no soñar. Tenemos ambición, pero de ninguna manera celebramos".

Lucien Favre: "fue un partido muy difícil para nosotros. Bastante rápido logramos marcar el 2-0 y no debimos de sufrir el 2-1. Éste fue el problema. Pues pensamos: 2-1, debemos de poner atención. Por ello, luego todo adquirió dificultad. Bremen jugó muy bien y tuvo más jugadores en el centro del campo. Para nosotros fue difícil defender. Aquí es donde debemos dar pasos hacia adelante y corregir. Fue muy fácil para Bremen encontrar el espacio y crear acciones peligrosas. A veces son sólo detalles. Bremen tuvo mucha posesión del balón. Hoy por la noche no fue de primera. A pesar de ello tuvimos muchas claras oportunidad y debimos de marcar el 3-1".

Roman Bürki: "aún quedan dos partidos por jugar en la ronda de ida y queremos mantener la constancia, que hemos brindado día a día, hasta el final de la primera mitad de la temporada. Tenemos magníficos jugadores, un gran equipo - todo marcha bien actualmente. Debemos de continuar así. Disfrutamos del momento, pero también somos concientes, que un cambio puede llegar rápidamente. De nosotros depende que el nivel se mantenga arriba".

Paco Alcácer: "Si ganamos, siempre es una noche perfecta. Es el resultado de trabajo duro. Es mucho lo que hacemos, el entrenador nos prepara bien - y por ello todo combina bien. Justamente ayer entrenamos éstas variantes de tiro libre y funcionó muy bien".

Marco Reus: "Sólo funciona en equipo. Si todo marcha como hoy, entonces todo es súper. A pesar de ello, durante el segundo mediotiempo no jugamos un buen partido. El 3-1 debio marcarse antes, para no tener que correr tanto".

Thomas Delaney: "el título de campeón de otoño no significa nada, pero si la ventaja. Con ella todos estamos satisfechos. Tuvimos esos 15 minutos durante el primer mediotiempo, durante los cuales jugamos muy bien. Podemos defender, cuando no todo marcha bien. Los pases durante el segundo mediotiempo no fueron perfectos. Perdimos mucho el balón, sin embargo estuvimos bien ubicados hacia el fondo. Ésto también es importante. Deseamos continuar así como hasta ahora y lo mejor sería obtener seis puntos más hasta el inicio del descanso de invierno. Nuestro objetivo es: controlar el partido y marcar un gol más que el adversario". (jl)

BVB-TV: entrevista con Roman Bürki