Michael Zorc, director deporitvo, saludó a los representantes de los medios durante la rueda de prensa de la jorna con un cálido "bonjour". Normalmente así lo hace Lucien Favre. Pero el ténico proveniente de la región francesa de Suiza está enfermo. Pero hay buenas noticias de los porteros.

Mientras Favre no pudo participar del entrenamiento final y estuvo en cama, Roman Bürki y también Marwin Hitz anunciaron su participación. "En el caso de ambos porteros tenemos la esperanza de que puedan jugar mañana", explicó Zorc. Una situación similar se da en el caso de Lukas Piszczek quien sufrió una lesión al pie. Marcel Schmelzer y Jadon Sancho se han recuperado de su resfrío y nuevamente se encuentran disponibles. Pero así mismo la enfermedad ha dejado huellas: "ambos están algo débiles. Habrá que ver si pueden formar parte de la once inicial".

Aún no se sabe si Lucien Favre podrá estar en la banca. "En días pasados ya estuvo algo afectado. Ahora está en cama". Se tomará la decisión el día de la jornada, "si se puede y si tiene sentido que se siente en la banca".

Zorc espera "un partido interesante", recuerda que los duelos entre ambos clubes "siempre fueron ajustados" y espera recibir de las tribunas el apoyo más grande ("sería necesaria en una fase, en la cual uno que otro no se encuentra disponible") contra un "equipo físicamente robusto, que cuenta con el juego hacia adelante como una de sus fortalezas".

Para así lograr la décima victoria en casa de la temporada en curso, a pesar de jugar sin el hombre con el número 11 – Marco Reus –, pero con el apoyo del 12º hombre (desde las tribunas).
Boris Rupert

BVB-TV: la rueda de prensa del partido contra Hoffenheim con Michael Zorc