Dos bajas - cuatro regresan. Y todos los "pacientes con virus gastroinestinal" a bordo. Ésta es la situación de personal de Borussia Dortmund antes del inicio de la ronda de vuelta el domingo (18 horas) contra el VfL Wolfsburgo.

"El grupo ha crecido un poco nuevamente", dijo Peter Stöger el viernes. No contará con los lesionados Marcel Schmelzer y Raphael Guerreiro, sin embargo con Mario Götze, Lukasz Piszczek, Gonzalo Castro así como también con Erik Durm quienes "superaron bien" ambas semanas de entrenamiento en Marbella y Dortmund: "Ésto nos brinda posibilidades. Estamos muy contentos que los muchachos estén de regreso".

Luego de once días de preparación los ex-lesionados aún no se encuentran al 100% - lo cual también es válido para los procesos tácticos de todo el equipo. "Hemos realizado cosas que deseábamos hacer", según Stöger: "no se logró todo, pero aún nos queda tiempo suficiente para ello en las próximas semanas".

A pesar de ello el entrenador espera que su equipo pueda demostrar "al menos con ciertos enforques el domingo, aquello que facilita el transcurso de un partido". Espera que "determine el transcurso del partido", que se presente de forma ofensiva y dominante, pero que "a pesar de ello no pierdan el orden". Pues Wolfsburgo es "muy bueno en lograr un giro en el juego" y además es un adversario "que puede hacerte daño. Por ello es importante que mantengas el órden en el campo de juego". (br)

Vídeo BVB-total!: toda la rueda de prensa con el entrenador Peter Stöger