Borussia Dortmund superó con soberanía y con seriedad el primer obstáculo de la Copa contra el KFC Uerdingen - sin brillo, pero también sin ninguna fase de peligro durante el encuentro. Luego del partido, los jugadores de Borussia dejaron el escenario para su excolega Kevin Großkreutz, quien recibió la celebración por parte de todo el estadio.

"Podemos estar orgullosos de lo rendido. Actuamos muy bien. A nivel de lucha y de distancia recorrida fue un rendimiento de primera. Finalmente se puede decir que Borussia Dortmund mereció la victoria", dijo el jugador de 31 años de edad, aficionado del BVB con la camiseta del KFC, luego de una "noche muy emotiva" para él. Al ingresar al campo de juego tuvo a su hijo de la mano y en sus brazos a su hija Leonie, de dos años y medio de edad. Luego del final del partido, con ella, inició su ronda de honor ante los 32.110 espectadores, quienes le celebraron a toda voz y luego de ello estuvo junto a Marco Reus ante las cámaras de BVB TV.

"Cada uno se  puso de pie y le brindó su aplauso"

"Fue muy lindo ver a los excolegas, los aficionados y al gran club", declaró Großkreutz, quien poco después del ataque con un remate de cabeza de Lukasz Piszczek, despejó sobre la línea de la portería, pues el portero ya había sido superado, durante 90 minutos trabajó con intensidad por el lado derecho, inicialmente como defensa derecho, luego en una posición más adelante. "Para Kevin fue una noche especial. Cuando se juega durante tanto tiempo para un club, uno puede imaginarse cómo se siente", dijo Marco Reus: "cada uno se puso de pie y le brindó su aplauso. Algo que se mereció, pues durante muchos años puso sus huesos y es un muchacho de Dortmund". 

Lukasz Piszczek también se alegró del reencuentro: "siempre es lindo verle. Nos conocemos hace ya diez años. Es  muy gracioso y además es un muchacho de Dortmund. Los aficionados le celebraron. Así debe de ser cuando uno viene de Dortmund y jugó tanto tiempo para Borussia".

"Ahora deben de ganar la Copa"

Luego de la derrota de su KFC Uerdingen, el campeón del 2011 y del 2012 les desea a sus compañeros  - Piszczek, Reus, Mats Hummels y Mario Götze estuvieron en el campo de juego - mucho éxito en las próximas rondas: "¡Ahora que nos eliminaron, debn de ganar la Copa!".

Su agradecimiento "fue para toda la afición de Borussia Dortmund. Fue algo sensacional. ¡Siempre seré uno de vosotros!"
Boris Rupert