Con un clima variable, pero con temperaturas agradables a inicios del otoño, llegaron 25.000 visitantes para participar del Día del Zoológico del BVB KidsClub, presentado por REWE. Por lo tanto el Zoológico de Dortmund en la Mergelteichstrasse estuvo totalmente lleno.

Además de los animales, que eran las estrellas, dos jugadores del Borussia estuvieron en el centro de atención: André Schürrle y Mario Götze, quienes dedicaron mucho tiempo a la afición. Schürrle firmó autógrafos frente a la jaula de los Gaur (ganado del sureste asiático) durante una hora y también se tomo infinidad de fotos. Schürrle continuó con una linda tradición de los jugadores del primer equipo del BVB: asumió un patrocinio para un antílope.

Frente a la casa del Amazonas, se formó una fila de más de cien metros hasta la casa de las nutrias. Ya que allí estaba Mario Götze, quien también firmó incansablemente y se fotografió en más de mil celulares. Además el campeón mundial demostró que no sólo sabe controlar el balón, sino que también trata bien a los animales: los  pingüinos comían de manos de Mario Götze. (br)