En cientoveinte ocasiones se jugó el duelo de las Borussia entre el BVB y el VfL. En 120 ocasiones Dortmund contra Gladbach. Pero sólo se jugaron dos partidos por la Copa en la larga historia de ambos clubes. El miércoles se juega la tercera edición, por primera vez en Dortmund.

Siempre que Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach se enfrentan por la Copa DFB, juegan en la segunda ronda, siempre a fines de octubre. Así fue en 1986, el 24.10., así fue en el 2003, el 29.10, siempre en Mönchengladbach, primero en el Bökelberg (6-1), luego en el nuevo estadio en el parque norte (2-1). Ahora el 30 de octubre por primera vez en Dortmund, lógicamente en la segunda ronda y cabe destacar: hasta ahora siempre ganó la once de casa. 

Once días depués del duelo por la Bundesliga, que el BVB ganó tan ajustado por 1-0, pero merecidamente, Reus & Co. esperan retornar a la ruta del éxito luego de los poco satisfactorios partidos de Milán (0-2) y en Gelsenkirchen (0-0). "La ligereza, los automatismos faltan", dijo el capitán el sábado y actualmente el director deportivo, Michael Zorc extraña "nuestros automatismos en el juego. Todo parece ser tan pesado".

"Somos autocríticos, no estamos satisfechos. Sobretodo a nivel juego deseábamos demostrar algo diferente", manifestó Reus en las catacumbas de la Arena: "no lo hicimos durante 70 minutos y esta es nuestra ambición. Tenemos que jugar mejor". Zorc: "el miércoles tomaremos otro empuje".

Los negro y amarillo cuentan con una estadística muy positiva para el partido contra la once de Renania Baja. Se ganó cada uno de los últimos nueve partidos, contra ningún otro club se cuenta con una serie de victorias tan prolongada. Reus además cuenta con la afición. "Debemos de apoyarnos también en situaciones como esta. Es algo que caracteriza al club, y espero que también sea algo que le caracterice ahora. Ninguno de nosotros dijo que marcharíamos por la Liga y que jugaríamos al gato y al ratón con cada adversario".

Posición tres luego de los partidos del sábado, y por la Copa los octavos de final a la vista. "Debemos de salir de esta situación, la cual no describo como crisis; con placer y con trabajo árduo. Retornaremos, también en cuanto a la calidad del juego, a pesar de estar actualmente lejos de ello", dijo Reus, quien espera para el partido del miércoles en el Signal Iduna Park: "enfrentarse y demostrar el deseo de querer ganar el partido".
Boris Rupert