"El mister me preguntó, si podría jugar en esta posición y yo le respondí: no hay problema, dijo el jugador delantero Thorgan Hazard un día después del 5-0 contra el MSV Duisburgo, luego de ocupar por primera vez con el BVB una posición algo defensiva por el lado izquierdo. Durante la ronda con los medios de comunicación, también hizo referencia a su gol de tiro libre y dio una mirada al inicio de la Bundesliga.

Thorgan Hazard sobre su posición algo inusual:
"Nico y Rapha estuvieron lesionados. El mister me preguntó si podría jugar en esta posición, y le respondí: si, no hay problema. Juego así con el seleccionado nacional. Si no tenemos el balón, es diferente, entonces debo de defender más. Si tenemos el balón, la posición es fácil para mi. Ayer, estuvo bien. Marcamos cinco goles y no nos marcaron ninguno, es siempre bueno a nivel mental". 

… su tiro libre:
"no entreno muchos tiros libres. Ayer tuve una buena sensación de que el balón ingresaría. Le pregunté a Gio si yo podía rematar. Él remató el segundo y también fue un gol".

… Jude Bellingham:
"Sólo tiene 17 años de edad, pero juega como un hombre. Esta en todo el campo, puede marcar goles y defender. Es un muy buen jugador, para contar con un equilibrio entre el ataque y la defensa, nos puede ser de gran ayuda".

…espectadores en el estadio:
"todo el equipo desea que vuelva la afición, pero la situación actual es difícil. Con la afición es mucho mejor. Es muy bueno, cuando la afición grita a toda voz. Con 80.000 espectadores es guay. Fue uno de los motivos por los cuales fiché con el BVB. Ahora no hay espectadores. Espero que puedan regresar pronto y ser de ayuda para el equipo. Para todos en el mundo del fútbol es mejor con aficionados". 

… el inicio de la Bundsliga contra Mönchengladbach:
"durante la temporada pasada, jugamos en tres ocasiones contra ellos y ganamos en las tres, pero siempre fueron partidos difíciles. Gladbach es un muy buen equipo, y es difícil ganar contra ellos. Pero queremos ganar y debemos de lograrlo para un buen inicio".
Grabado por Christina Reinke